Autobuses eléctricos autónomos de Volvo en Singapur

Como parte del trabajo de Singapur para implementar vehículos autónomos (AV) con el fin de mejorar su sistema de transporte público, la Universidad Tecnológica de Nanyang, Singapur (NTU Singapur) se asoció con Volvo Group. Esta es la primera oportunidad de Volvo para desarrollar y probar autobuses urbanos autónomos y eléctricos.

Volvo-7900

Volvo-7900

Singapur puede ser el segundo país más pequeño de Asia, pero es una nación líder en la región en lo que respecta al desarrollo tecnológico. Está invirtiendo fuertemente en automatización y movilidad eléctrica para aumentar el uso del transporte público y hacer que los sistemas sean más seguros y eficaces.

Actualmente, el 67 % de los viajes durante las horas pico se realizan en transporte público, y el objetivo es aumentar esta cifra al 75 % para 2030. Dadas las limitaciones que enfrenta Singapur en materia de tierra y mano de obra, el país se centra en la automatización para lograr su objetivo.

Manish Sahi, director de Autobuses Volvo Singapur, colaboró con la NTU para comprender el valor de tener a Volvo a bordo como un socio importante en el proyecto de autobuses eléctricos autónomos.

Manish Sahi

El siguiente paso

El siguiente paso es demostrar cómo funcionan los autobuses y llevar a cabo más investigaciones, junto con la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU, Nanyang Technological University) sobre cómo preparar los autobuses para su uso en la vía pública. El hecho de que los autobuses no solo son autónomos sino también eléctricos cumple un papel importante al proteger más el medio ambiente.

Las nuevas tecnologías permiten planificar el transporte público de manera más eficaz, lo que conducirá a una reducción de la congestión y a un sistema de transporte más silencioso, más ecológico y más seguro.

“Los desarrollos en la tecnología automatizada ayudan a avanzar hacia la visión de Singapur de implementar la tecnología de AV en el transporte público”, explica Manish.

“Pero la tecnología aún no está lista para comercializarse. Necesitamos realizar más pruebas para demostrar que es seguro para los pasajeros usar los autobuses en la vía pública”.

“Hemos tenido una presencia en Singapur durante 40 años”, afirma Manish con orgullo, “y esta es la primera vez que Volvo realizó pruebas con autobuses urbanos autónomos”.

Joakim Jonsson

Joakim Jonsson

Desarrollo y pruebas de conducción autónoma

El líder del proyecto, Joakim Jonsson, condujo el autobús a bordo del barco a Singapur y evaluó la pista de pruebas él mismo. “Actualmente, solo se le permite a Volvo probar vehículos de conducción automática en carreteras privadas”, explica Joakim.

En diciembre de 2018, comenzaron las pruebas en una pista de prueba cerrada del tamaño de dos campos de fútbol que cuenta con escenografía para representar edificios. Se simularán las tormentas de lluvias tropicales, entre otras cosas, para imitar las condiciones en las que tendrán que funcionar los autobuses eléctricos autónomos.

Además de los dos autobuses, Volvo también ha suministrado una plataforma autónoma que se desarrollará en el sitio. Los autobuses no solo tendrán que funcionar de manera autónoma, sino que también deberán poder viajar hasta un depósito y recargar las baterías de manera independiente.

La importancia de la asociación

“Singapur se encuentra entre los primeros puestos por la aceptación de tecnología automatizada, según un estudio realizado por KPMG, pero está mucho más bajo en la escala cuando se trata de fabricación”, explica Joakim. Por el contrario, el mismo estudio demostró que Suecia tiene un sector manufacturero fuerte. “Eso nos convierte en la opción perfecta”, afirma Joakim con una sonrisa.

Este tipo de proyecto cooperativo tiene grandes ventajas.
“La tecnología que funciona en una parte del mundo no necesariamente funciona bien en otra parte. La definición de automatización no es la misma en todo el mundo.

Por ejemplo, en Singapur, los autobuses deben ser totalmente autónomos. No deben basarse en la infraestructura de la carretera como soporte, sino que deben tener la capacidad de leer las señales de tránsito de forma independiente, por ejemplo”, explica Joakim.

La NTU no es ajena a la investigación de conducción autónoma y las tecnologías de transporte avanzadas, ya que esta universidad fue la primera de Singapur en demostrar las tecnologías de vehículos autónomos desde 2013.

El profesor Subodh Mhaisalkar, vicepresidente adjunto de Estrategia y Asociaciones dijo: “Aquí, en la NTU, las asociaciones entre el sector industrial y el académico son elementos clave para fomentar un ecosistema que promueva la excelencia en la investigación traslacional para desarrollar innovaciones que provocarán un impacto en la industria y la sociedad.

Nuestra asociación con Volvo lo confirma y estamos orgullosos de que ambas organizaciones cambien la forma en la que las personas viajarán en un futuro.

La NTU ya está a la vanguardia de la innovación en transporte en Singapur, ya que todo nuestro campus es un banco de pruebas directo de una variedad de tecnologías de vanguardia, desde vehículos eléctricos de carga rápida hasta minibuses totalmente autónomos”.

Mire el video “Tecnología autónoma: el siguiente paso para hacer que los autobuses eléctricos sean aún más inteligentes”.

¿Desea trabajar con nuevas tecnologías? Eche un vistazo a los puestos vacantes aquí

Lea más sobre automatización y movilidad eléctrica

Related News